18/10/08

Confesiones.

Este ejemplar de la especie machus argentinus me ratoneaba mal cuando era pibita.
No olvido el golpe al corazón que fue verlo con su esposa.
Ésta no te la esperabas, todos tenemos alguna mala película de la que no queremos hablar, ya sé...cierta amiga me dijo "querida, ésta es de terror".
Pero alzo mi frente y señalo a mi preadolescencia plagada de suspiros ante la telecolor y corazoncitos en los cuadernos.
Hay más, pero la más bizarra es ésta.
Después de esto puedo hacer cualquier cosa.
Me he liberado.
Si te animás, miralo...te lo dejo en bandeja.

video

2 comentarios:

Anónimo dijo...

jajajajaja y quien es este???
No podes!!! la verdad q sos unica chamiga!!!

Lidia

Abrujandra dijo...

Lidia: Este es el primero que me rompió el corazón, claro que nunca se enteró.
Gracias por pasar.