4/2/09

Me voy a la China.


Eso me dijo hace años, como quince más o menos, un cliente del que me acompinché. Pensé que era joda, pero no.

-Ah bueno, tráigame algo eh.

Le dije, como buena desubicada que soy.
Pasaron un par de meses y el tipito apareció con un estuche rojo con caracteres chinos en dorado (el estuche se perdió por ahí en mis tantas mudanzas); cuando vino mi mamá me lo trajo, yo que me había olvidado.
Está roto, es chico, pero te saca el calorcito cuando estás esperando en la cola del banco y el AA hace ruido pero no refresca. Doy señora exótica con él.

12 comentarios:

AntWaters Daza dijo...

:) :) Qué interensante las historias que puede haber tras una persona que nos parece exótico, en la cola del banco :)

Cuando la gente se iba de viaje yo siempre decía, y digo, "tráime galletas". Aún me sorprende cuando de verdad me las traen :) :) Si es que a uno se le hace raro que se acuerden de uno, aquí, imagínate en otros países :P

Abrazos enlazados

Luna dijo...

Que habrá pensado ese Señor en el medio de China para comprarte el regalo? Eso es muy loco...
Y no entregué la tarea porque me torra hacerlo, pero disfruté mucho leyendo la tuya. Ahora ganar el pozo del quini va mas allá de tu voluntad querida Abru...o si tiene alguna manera, avise nomas.
Abrazo!

Abrujandra dijo...

AntWaters Daza: buaaaaaaaaaaaaaajajaja, yo perdí esa costumbre, la voy a implementar, un tiempo usé "traíganme una piedrita NIANQUESEA", pero después del abanico subo la apuesta.
Lo que me sorprendió es que lo había olvidado tan bonito él.
Gracias por pasar.
Un beso.

Abrujandra dijo...

Luna: yo creo que se acordó porque se lo pedí con una cara de pena...onda..."porfa", pero la verdad es que pensé que era una joda, caí cuando apareció.
No sea fiaca y haga la tarea, es un buen ejercicio psicológico jijiji.

Any dijo...

Abrujandra
Llegué aqui de casualidad y estuve leyendo un poco. Me hiciste reir un rato, me gustó pasar, asi que te agendo para seguir haciéndolo.
Ya casi no se ve mujeres con abanico, lástima porque tiene un encanto especial, son hermosos.
un abrazo

Abrujandra dijo...

Any: bienvenida, me alegra que te haya hecho reír, ay sí estoy pensando seriamente comprarme otros bien chillones como para no llamar mucho la atención.
Gracias por pasar.
Un beso.

el oso dijo...

El comentá que no muerdo me obligó a dejar este saludo...
Creo que te vi en lo de don oenlao. Menos mal qu eno te trajo otra cosa... la china no existe, Marco Polo es un mentiroso...
¿Venderán de esos en un supermercado chino?
Espontáneo y simpático blog. Un beso.

Mauro dijo...

Hola Abrujandra!!. El libro que te decia se llama "Tratado de la inmadurez". No recuerdo el autor. Lo tenía una amiga que hace mucho tiempo no veo. Tendría que llamarla por teléfono y preguntarle. Voy a ver si en estos días la llamo. Respecto a mi ausencia, te cuento que si, estuve de vacaciones. Me fui a Viedma, Río Negro, a visitar a mi vieja. Bueno, te mando un beso, y voy a ver si en estos días te averiguo . Chau!!. Mauro

Abrujandra dijo...

El Oso: muchas gracias por tus halagos, sí de seguro en lo de Don Oenlao. Me parece que le gusta que lo toreen a ud.
La China sí existe sólo que no puedo costear el pasaje.

Abrujandra dijo...

Mauro: imperdonable lo tuyo, estuviste cerca de Neuquén y no avisaste, aunque sea una cerveza a Owe te llevábamos a tomar che.
Lo busco al libro total muchos con ese título no debe haber.
Llamala a tu amiga, a lo mejor está "esperando" que la llames.
Un beso.

el oso dijo...

Tenés raz+on, debe existir la China, sino yo no tendría dos conocidos a los que le decimos "el Chino".

Abrujandra dijo...

El Oso: a mi souvenir mayor cuando era bebecita le decíamos Chinita, así que sí claro que existe la China. Todo ser humano de raza amarilla es chino, no me vengan con japoneses, mongoles, vietnamitas...son todos chinos.