27/3/09

Empapada en verdor.

Me traga la selva en su húmedo verdor, las hojas de los helechos, güembé, la mala gramilla, apenas puedo respirar por el calor. Caigo rodando entre el barro rojo y llego, como si fuera un páramo, a las aguas correntosas de un arroyo y el frío me despierta.
Voy a los tumbos, en medio de ese ensueño, donde el despertar y los rastros de lo soñado se convierten en el estado ideal. De a poco el día real se va haciendo palpable y, en medio del silencio de la casa, preparo el mate y pongo música, elaboro en mi cabeza la posibilidad de hacer de ello una entrada en mi blog y acá estoy.
Alcione canta una canción de Mangueira adornando mi deambular. Recuerdo la ciudad donde pasé años que precedieron a mi morar en Nqn., los alrededores, los miradores donde no se puede estar más allá de la media noche si el río está en calma. Los chiperos son personajes que extraño, cada uno con su anuncio característico a voz en cuello. Las villenas, cruzan desde Encarnación (Paraguay) a vender el producto de sus "chacritas", tomates, porotos, choclos desgranados, zanahorias, lechugas todas voluptuosas con gotas del lavado que toman en la madrugada antes de que sus dueñas las acomoden en los canastos cargados a fuerza humana, las villenas siempre están sonrientes y hacen chistes verdes; son mujeres solas con una collera de hijos o nietos que mantener y quien anda por la vida así nomás, no logra entender cómo, esas mujeres que laburan así puedan mantener ese nivel de buena onda.
-Somos alegres nomás patrona ¿vió? masiádo pena hay para perder tiempo en lamentarse- me dijo una vez Lilú, una villena que cruzaba de lunes a viernes con su hija a vender su verdura. Cuanta sabiduría sin haber ido a un terapeuta, pensaba yo.
¿Qué será de su vida? ya tendrá sesenta años aproximadamente.
Necesito humedad, mi cuerpo lo pide, es una humedad que no calma con agua por fuera. Quizás deba meterme en algún arroyo o decirle a mi hermano que puede limpiarse el culo con hojas de ortiga como lo hice cuando éramos chicos y nos alejábamos en nuestros juegos de exploradores en el monte vecino, el baño estaba lejos, el pobre estuvo dos días de patas abiertas mientras mi abuela lo curaba, me agarró una culpa terrible después. Fui una hermana mayor mala, pero esa es otra historia que confesaré más adelante.
Te ilustro con este vieja fotografía donde souvenir mayor tenía diez años y que quería compartir con vos, estamos paradas en Pto.Iguazú, de fondo está Foz do Iguacú y Ciudad del Este (ex Pto. Pdte. Stroessner, gracias a Dios ex), mirá cómo el Paraná corre furioso.

23 comentarios:

Luna dijo...

Ale desde que estoy sin internet me pierdo todos tus posts, y recien recibo la alegria del regalito de comienzos de >Marzo:):):)Mil gracias!!!

Colgada yo?
odio los servidores....

Beso enormee

Apa dijo...

Lindo este escrito Abru.
Apabeso

el oso dijo...

El verdor es la vida que nos debiera envolver a cada momento. Sin embargo creemos que no hay vida fuera de las paredes y los pavimentos.
Bello!!

Abrujandra dijo...

Luna: ¿qué hacé desaparecida, qué hacé?
Por nada...sí, los servidores están malditos.
Besos.

Apa: chas gracias niña.
Abrubeso.

el oso: extraño el verdor, tanto que por momentos me ahoga, ¿será por eso que lo sueño de manera constante?
Gracias.
Besos.

suniter dijo...

Lindo lindo. Gracias por compartirlo. Una terapeuta una vez me dijo (no era psicoanalista ella) que los sueños tienen el valor y el significado que uno le adjudica conscientemente, o sea despierto. Qué abstracción simbólica ni freudiana ni qué.
Besósceles

Primero Guillón dijo...

Abrujandra,he disfrutado cada uno de sus relatos. Muy interesante la teoría de los pies. Agradezco su paso y sus palabras por mi blog. Quedo a la espera de mas relatos. Muy buen fin de semana. Un cordial abrazo. Wilfredo

Any dijo...

Que lindo lugar Abru! Y que razón tenia la Lilú, la tenía muy clara.
Y ahora quiero saber porque fuiste una hermana "mala" jajajaj, seguro debes tener unas historias buenísimas para contar sobre vos y tu hermano!
Hace taaaaanto que no voy por Misiones! Mirando la foto me dieron ganas de volver, que lugar mágico!
abrazos Abru!

oenlao dijo...

foto de 3 paises. y vos sos de dos lugares, al menos.

Milenius dijo...

Los ríos atrapan de muchas maneras.

Ya volverás!!

besunguis.

Anónimo dijo...

fue un instante, un relampago quebro el cielo en pedazos e iluminos los crateres.
la baronesa de neuquen y de las misiones conjura los maleficios de amores mediante un apasionado y sencillo acto, su jefe lo presiente.
En Venecia enamorados enmascarados se persiguen y se pierden en la multitud, la duquesa al amanecer esta en los brazos de otros.
la duquesa de Normandia arroja sus joyas a la fuente secreta de los druidas para lograr sus objetivos de muerte y entonces es ella la que queda atrapada en el fondo del estanque.

oenlao dijo...

como anonimo soy yo.

oenlao dijo...

digo que yo escribi ese relato

GusPlanet dijo...

No mucha gente sabe que el folklore cotidiano guarani se ilustra de algunas de las leyendas mas bellas jamas narrada de boca en boca y de generacion en generacion ...
Claro, habia que darle una explicacion a esos paisajes tan exhuberantes, a ese suelo tan generoso, que antes de la maldita conquista europea, los invitaba a vivir en absoluta armonia con la tierra y su entorno ...
Claro, tomaban todo de la tierra, pero solo lo necesario para la subsistencia diaria ...

Te leo y recuerdo los relatos de Horacio Quiroga en su 'Cuentos de la Selva' ... te leo, y te imagino protagonista de muchas de esas leyendas que alguna vez alguien comenzo para explicar el origen de tanta belleza !

Gracias, por tu relato y porque me has dejado el mas bello mensaje jamas escrito ...
Te lei y me sonrei todo el fin de semana pensando que de ahora en adelante te tendre de acompanante en estos viajes que jamas pienso detener ...

marqus dijo...

Cuánta razón tiene Lilú! Con la de cosas bellas que hay; entre ellas el lugar que describes. Los que vivimos en la Mancha nos acercamos al "húmedo verdor" y se nos eriza el cuerpo.

Un abrazo :P

Siesta escandalosa dijo...

Me dieron ganas de verdores y amabilidad.

Curupisa dijo...

Nobleza obliga. Ahora pasá por mi blog y hacé la cadena.

Abrujandra dijo...

sunites: bueno, muchas gracias...lo comparto creo que, porque no temo ni al ridículo ni a ciertas exposiciones...he confesado tantas cosas ja. Interesante esa teoría, capaz sea así, sea la importancia que uno le da, pero viste cuando tenés esos sueños que te dejan angustiada todo el día...para esos debería haber una goma de borrar.
Besos.

Primero Guillón: por nada, ud. se lo merece, me alegro que le hayan gustado mis relatos y bueno, la de los pies...ya me contará después cómo le fue.
Saludos.

Any: sí, muy lindo, no sé si la exuberancia hace que uno se contagie de eso y después cuando está lo seco...se extrañe. Avisá cuando vas y en una de esas vamos juntas a morirnos de calor jujuju.
Sí, fui una hermana mala, ya estoy preparando eso...por ahí me arrepiento y por ahí me encuentro contando anécdotas y riéndome con maldad, así que no dejé de ser una hermana mala jajajaja.

oenlao: de dos...sí, exactamente, dele oenlao ud. puede quiero ser heroína de comic pero hágame con cintura se lo ruego. Me gustan los títulos nobiliarios, pero más, las propiedades.
Gracias por la atención dispensada a esta humilde ciudadana.

GusPlanet: es muy gratificante leer que te gustó mi comentario, de verdad no sabés lo rompequin...que soy viajando, aunque me gusta mucho, casi no duermo porque quiero ver todo, todito y pregunto y molesto....jajajaja.
Sí, muchas veces pensé en hacer algo con las leyendas guaraníes, pero hay tanto escrito ya, muy aburrido para mi gusto aunque Quiroga ha sabido hacer conocer la entraña de la selva como nadie, en mi opinión.
Otra que me gustó fue la de Macedonio Fernández que (vivió un tiempo por aquellos lares como juez de paz) y decía que uno se inspiraba allá porque el sol del mediodía te partía la cabeza en dos pedazos.
Ya le puse talco a las zapatillas por el tema de los olores y ahí vamos.
Hacé mate che...hoy te toca a vos.
Besos hasta París...oh lalá.

Milenius: mirá lo que me hiciste acordar, una vez me dijeron que me esperaban en una jangada, se suponía que en el Tigre...jajajaja qué épocas.
Fue un período de poetisa con vino encima e insomne.
Claro que todo quedó en olvido, hasta hoy.
Besos.

marqus: en un lugar de La Mancha vive el hidalgo Marcos y dice cosas como éstas..Lilú era o es, no lo sé...fantástica, ya pedí a mi gente de aquellos lares si pueden ubicarla porque quiero saber de ella.
La sabiduría popular, pero la de lo que menos tienen y sonríen, es inigualable como enseñanza para quienes nos quejamos de todo.
Besos.

Siesta escandalosa: pero la siesta allá se duerme sí o sí. A no ser que está "amando" a esa hora, comúnmente conocido como "el siestero". Lo de amabilidad, la entiendo.
Besos siest.

Curupisa: sí profe. Allá voy.

Capitana del Espacio dijo...

Estuve en ese lugar y fui taaan feliz! Otros tiempos... gracias por recordármelo con esa imagen!
Un beso!

poetoso dijo...

Sólo alguien que no vivió en la selva, llama a la selva, selva.

AGUANTE EL MONTE, LA CHACRA Y LA CAPUERA

poetoso dijo...

Che, bruja, venite, vamos a hacer un reviro a la vera del Cuña Pirú ¡qué tanto sueño, ni sueño!

Abrujandra dijo...

Capitana del espacio: no faltará oportunidad para que te pegues una escapada con el muchacho en cuestión.
Besos.

poetoso: verdá chera-á, selva suena poético pué...reviro si le poné carne y cebollita (con ll no con sh) y mate cocido oficial.
Capuera...mmmm qué recuerdos...jajaja.

unServidor dijo...

Habiendo estado varias veces tanto por Misiones como por Neuquén, me llegó tu nostalgia hasta la garganta. Entiendo de la humedad que te falta, algo que antes se llamaba "la querencia", y tu migración implicó cambios muy fuertes.
Pero ¿qué puedo hacer yo? Apenas mandarte un abrazo, virtual pero sincero.

Abrujandra dijo...

UnServidor: gracias por el apapacho, en medio de las redes estas que se forman solitas y uno va juntando amigos, acreedores, favorecedores...es reconfortante, me guardo los abrazos y los saco cuando me agarra el bajón, cuando no también.
Gracias.