8/4/09

Subliminal.

Sería como entre líneas, pero mías, hace unos días que estoy removida, que...como dije antes, no soy la misma, cambié y sigo cambiando.
Me caen los recuerdos pero ya no en la cabeza, sino como la lluvia que veo guarecida.
No entiendo como gente que dice ser amiga te invade y no te respeta ¿alguna vez te pasó? que por el mote de ser amiga se siente en el derecho de tomar tu morada por asalto y poner hasta colores a su gusto "porque te conoce".
Te roba tus historias, te moldea a su gusto y cuando despertás, hasta acá, soy una persona independiente de vos, no soy tu brazo, ni tu oreja, ni tu pelo, soy "otra" persona.
Antes me mimetizaba con mis relaciones afectivas, tengo épocas, eso no cambia en mí. Épocas de anacoreta, épocas sociabilísimas, pero siempre tuve mucho recelo de decir cosas que pudieran herir, en cambio del otro lado jamás hubo un intento por detenerse a pensar "quizás lo que le digo, la hiere". Hoy estoy segura de que se ha tratado, porque ya lo tomo como parte del pasado, de situaciones de las que era absoluta responsable yo, si avanzás es porque te lo permito.
No podés decirme que me querés si te reís de algo feo que me pasó, es así, acá y en la China.
No tengo por qué pensar "igual" a vos, eso no es la amistad, eso no es amor.
Mejorar como ser humano, aprender, tener abierto el apetito de conocimiento por lo que te rodea, solidarizarte y comprometerte, tolerar, respetar, no son cosas que se han ido perdiendo como dicen los viejos amargos. Están pero escondidos, dormidos, esperando que los saquemos a pasear porque están aburridos.
El viejo amargo es en gral. amargo porque le queda poca pista y eso no es moco de pavo, uno que está "supuestamente" por la mitad, no puede ver eso. Me dí cuenta cuando decidí ponerle todas las velitas en un tortón a mi abuela en su cumpleaños ochenta, a medida que las iba colocando la imaginaba en su primer añito, dos, tres, cuatro y así...cuando terminé, entendí cuando en ciertos momentos me decía "estoy tan cansada, es tan largo, ya hice lo que tenía que hacer, ya está, quiero descansar" y vivió dos años más, sanita y lúcida sin dar medio laburo. El viejo amargo, es amargo por momentos, descarga la impotencia del paso del tiempo en el primer gil a tiro, tiene lapsos de tolerancia, de amor, de cariño, de enseñanza, pero no se puede engañar que la realidad es, que se está muriendo. Sí, ya sé que uno no tiene la fecha de muerte, a no ser que tengas un buen cáncer o estés decidido/a a dejar este mundo por voluntad propia (aunque ahora que lo pienso, un suicida no leería mi blog), o hayas tenido un accidente bien bonito y estés todo desconchiflado y estén esperando nomás que la parca venga a hacer lo suyo...en fin, cuando tenés la fecha de vencimiento estampada en el culo.
"No es lo mismo verla pasar, que pararse a hablar con ella" (creo que es una canción de Amparo Ochoa)
No entiende la gente "joven" y el "viejo" se amarga porque el joven no entiende y lo cierto es que ninguno de los dos tiene tolerancia, ni respeto por el otro. No porque seas viejo te debo más respeto si no me respetás.
El agravante del viejo amargo es que sabe lo que siente el joven porque fue joven, en cambio el joven....¿se entiende?
No me fui por las ramas, forma parte de todo, de la bronca que me dan ciertas actitudes de gente que dice quererme en las buenas y en las malas, sin embargo cuando me animo a decirles que "hasta acá" se ofenden, y en este mismito momento me decido, mirá como me decido...si te ofendés...andate a la mierda. (Con perdón de La Clarita que no le gustan las malas palabras).
Y terminando de formar parte de todo, habiendo tenido la suerte, la fortuna o bendición de haber tenido a lo largo de la mayor parte de mi vida a una mujer terriblemente entregada e incondicional, que no dió laburo para nada en su vejez; no quiero que ningún viejo me arruine el resto de vida y paciencia que tengo, que se ocupen los que se tengan que ocupar. Mi madre vive lejos y no sé ciertamente qué haremos en su vejez propiamente, mis hermanos y yo, como la mayoría de la gente, tenemos cierto recelo de hablar de cosas que, si bien son importantes e ineludibles, pareciera que si no lo hablamos nunca va a pasar. Mi padre tiene mujer joven que se hace cargo. O sea, si tengo que cambiar pañales de adultos, tendrá que ser a la mujer que me parió aunque me parece mejor que vaya a un lugar de reposo (¡qué bien suena!)...y a quien le parezca que es terrible que piense así, no conoce a mi madre.
Ya será que pongo parates cuando no quiero que me enchufen algo, ahora, a esta edad empiezo, pero bueno, alguna vez tenía que ser.


10 comentarios:

el oso dijo...

Es más difícil decir NO que dejarse caminar por encima.
(Uno que tiene el "no" difícil)

Milenius dijo...

Hay que saber decir No, y saber que las consecuencias pueden ser difíciles de bancar. Pero no por pensar en las consecuencias hay que decir que sí a todo. De ninguna manera.
Aprendí alguna cosa, y una es que no entiende el que no quiere entender. Y si en el medio estás vos, que te sentís invadida (o ¿"irrespetada" podría ser?), y bueno, tenés que saber (aprender a) tirar a favor de vos. Ya sabe el que nos conoce bien cuánto somos capaces de dar y hasta qué punto y según qué circunstancias. ¿Será que estás empezando a madurar? Para varias cosas, está bueno.

besotes,

Clara dijo...

Presentía que algo te estaba pasando, por lo que decías y lo que dabas a entender. A veces siento como si nos conociésemos desde hace años.
Todo eso que vos decís en tu post, también está dando vueltas en mi mente... la vejez, la juventud, la vida, la muerte, las amistades con sus virtudes y sus males. Cuál debe ser mi postura frente a lo que pasó, lo que pasa y lo que creo que pasará.
No es nada fácil querida Abru, por algo el médico me volvió a recetar tranquilizantes... no los quiero tomar, porque me digo que debo ser fuerte y superar esas cosas, pero él insiste, porque me dice que todo eso que me trago, revienta por otro lado y es peor, en fin.
Creo que lo más sanito es perdonar a los que te hacen daño (algunos lo hacen sin querer) y tratar de esquivar las balas, los misiles y todo eso... la vida es una sola, hay que tratar de pasarla lo mejor posible, ¿no?
Un abrazo fraternal, de esos que curan el alma.

Anónimo dijo...

¡Qué cosas dice, Abrujandra!

"del otro lado jamás hubo un intento por detenerse a pensar "quizás lo que le digo, la hiere".

Yo me sé de uno que se va a tener que fijar bien lo que escribe... si es que lo hace.
La canción se llama "Asalto al palacio" y dice "...porque no es lo mismo verla de largo/ que platicar con ella..."
Con mucho respeto. Como siempre.
José Hierro.

Any dijo...

Que enojada estás Abru! Te digo algo? No vale la pena, porque quizas vos la pasás mal y la otra persona ni cuenta se da.
Poné los puntos, si le gusta bien y sino ... a otra cosa butterfly!
Vos tranqui que la vida es corta y pasa volando, no da para vivir amargándose por las actitudes de los demas.
abrazos Abrujilda y no se me ponga triste!

Abrujandra dijo...

el oso: ah jajaja, lo voy a adoptar, el "no" difícil, no sé cómo no tengo doce hijos.
Besos.

Milenius: irrespetada, eso, es eso nomás...un toque de respeto...eso nomás...nada de cosas difíciles o raras.
Capaz esté madurando, no me ilusiones.
Besos.

Clara: antes que nada, perdón por la mala palabra, pero como este es mi mundo y lo banco a muerte, lo pongo nomás.
Ehhhhh bueno, sí, muchas similitudes entre tu vida y la mía, capaz en la manera de ver la vida o vivirla.
Yo suelo tomar tranquilizantes, ayudan bastante a sobrellevar las cosas que son de una manera y no las podés cambiar, la resignación con bronca reprimida no ayuda, salta por otro lado como te dijo el tordo.
Aunque hace poco una amiga que es médica homeópata me aconsejó que tome leche tibia con miel, ahí le doy a eso cuando ando chifleta y....resulta...aunque parezca una zoncera.
Besos.

Anónimo (José Hierro): ah...era esa canción, no recordaba cómo era sic.
Siempre atento ud.

Any: ay sí, ya se me pasa, enojo y bronca tengo, pero ya se me pasa...a veces nomás es que uno quiere sacar eso de adentro y sale...menos mal que existen los blogs. Creo que uno se amarga por las actitudes de los demás, cuando los demás son gente que uno quiere...en fin.
Besos.

AntWaters Daza dijo...

Huoolitas, Abrujandra. Yo era sólo un comentario rapidísimo de que siempre me olvido escribirte para decirte que no me llegó, peeero que si es lo del audio no te preocupes porque tal vez no lo use; peeeero tu souvenir y tú, y su flor amarilla salís en la criatura blanca;

Besos de gracias y si quieres que en lugar de la foto entera, vosotras dos, abrazadas, sólo saque un cacho de ambas, dííímelo.

Abrazos de movidas vacaciones

Mafa dijo...

Hablá o callá para siempre, mujé.

Hace dos días sentía que daba daba y daba y no recibía nada y ¿qué pasó? vino alguien a pedirme otra cosa más.
Aaaaagh.
Pero pensé que los buenos no tienen que pagar por la mierda que anda por ahí.
Y dí otra vez.
Y me sentí bien.
No sé si sirve pero andamos varios así.

marqus dijo...

Algunos se autodenominan amigos cuando en realidad son auténticos vampiros.

Besos :P

Abrujandra dijo...

AntWa...use lo que quiera hombre.
Besos.

Mafa: debe ser la semana santa...jajaja.
Bah, por decir una pavada nomás esas de balances que, no sirven.
La cuestión de dar es otro tema bien distinto del que trato en catarsis "subliminal", en esta pido sólo respeto.
Dar por dar, está bien, dar sin recibir creo yo, es una cuestión de hacerlo si te sale, sino no funca, ni para vos, ni para quien recibe...es difícil decir no, sino fijate que a dos años de cumplir cuarenta recién estoy aprendiendo. Además de aprender que no me importe lo que no tiene relevancia, lo que no sé es cómo medir hasta dónde es relevante.
Besos.

marquis: deberemos poner ajos en detrás de las puertas, por las dudas.
A este tipo de "amigos" que mencionás yo, al menos, los reconozco enseguida y salen por un caño.
Besos.