19/5/09

*Chake.

La frasecita de "a ver si sirvo para algo" me persigue desde mi adolescencia cuando mi madre me ordenaba algún quehacer hogareño y me salía para la mona y el comentario era siempre el mismo "no servís para nada". Siempre supe que lo decía porque no lo hacía como ella, no porque no me quisiera (¿?) o porque pensara que era yo una inútil. Bien puedo hacer hasta cuatro cosas a la vez sin equivocarme en ninguna. Mientras horneo una torta, pongo a andar el lavarropas, lavo los platos y controlo la bajada de una película. Uh, está bien, no son cuatro cosas muy difíciles, pero las hago qué tanto.

Si alguna vez te pusiste a pispear los enlaces que tengo al costado izquierdo, te habrás dado cuenta que tengo una lista de páginas útiles, muy útiles que, creo que todos deberíamos tener para ayudar a cualquiera que pueda caer en tu mundo.

Cuando recibo reenvíos, casi siempre los elimino sin abrirlos, primero porque no tengo mucho tiempo para leerlos uno por uno (somos cuatro y hay una sola máquina), segundo porque son aburridos no soy creyente, hasta hace poco creía en Dios y ahora ni eso. Algunos me tientan con el nombre del documento y resultan bárbaros, tengo mucho cuidado cuando se trata de un aviso de salud, que eso sí es importante y respecto a ella tengo ciertos cuidados que mi súper abuela me enseñó con sus acciones. Por ejemplo:

CONSEJOS SANITARIOS DE LA ABUELA:

-Si estabas internado, ella no se movía, para nada, por si se necesitaba cualquier cosa, decía.

-Le resultaba importante que conociéramos los primeros auxilios, cosa que en la escuela primaria nos enseñaron.

-Siempre había un botiquín en la casa.

-Los mocos había que sacarlos siempre.

-El catarro también debía salir, nada de resfríos mal curados porque eso después cuando sos viejo te hace muy mal.

-Caca y pedos, ahí sí que ella tenía toda una parafernalia de yuyos, hierbas, brebajes, tónicos caseros, todo casero y obtenido de madre natura, decía que la mayoría de nuestros padecimientos y quejas diarias provenían de guardar caca y pedos, que si estás de mal humor, que si te duele la cabeza, que si no tenés ganas de nada, que si te salen granitos, que el mal aliento, que los dolores de panza, todo era culpa de la caca y los pedos atorados. Si ella estuviera viva le gritaría a la pantalla, cada vez que saliera la publi de los yogures violetas....LADRONES.

-Si te enfermabas de algo grave, debía hacer la consulta con tres profesionales más, mínimo, para pedir opiniones.

-Al agua siempre le ponía dos gotitas de lavandina por cada litro.

-Nunca usó aromatizantes en spray, ni desengrasantes mágicos, nada de productos de limpieza que tuvieran "aroma" o se pulverizaran, decía que eso daba cáncer. Creolina, jabón común, lavandina, detergente neutro, capaz una crema de enjuague sí se compraba, pero siempre se bañó con jabón común "eso sí que limpia" decía. Para aromatizar la casa, hervía cáscara de naranja o sus flores con dos clavos de olor, o esparcía pacholí, o lavanda.

-Habiendo bebés, los recaudos eran reforzados.

Deben haber más cosas que no recuerdo, pero las adopté para mi vida y las recomiendo siempre que puedo, aunque no me escuchen, porque con la salud no se jode (aunque fume mucho).

Ella, al igual que muchas abuelas de su edad, estaba convencida de que prevenir era mejor que curar, claro que hay que tener en cuenta que ella era más cuidadosa porque su primer, y único hijo en ese momento, murió con cinco años de edad al enfermarse de sarampión y pulmonía, no se movía de su lado, cuando mi abuelo la convenció de que fuera a descansar a la casa, esa noche murió, al día siguiente cuando le entregaron el cuerpo estaba lleno de vendas, debajo habían tajitos, tenía erupciones que el día anterior no estaban, siempre dijo que habían experimentado con él, quizás haya sido el proceso natural de la enfermedad. Mi abuelo no era tan avispado como ella. Un poco tarde para averigüar. Aunque hoy, más de uno de nosotros conocemos casos de mala praxis, como le pasó a María Rosa que lo experimentó en carne propia.

Los informativos no nos dan todo lo que deberían, menos mal que tenemos internet.

Por mail anda circulando esto, busqué a ver si no es un spam más de esos de "ayudá a fulanita que se está muriendo de...." y es un mail de hace diez años, este resulta que es verdad. Espero que sirva para algo.

*CHAKE: expresión guaraní que significa ¡Cuidado!

11 comentarios:

Any dijo...

Sabés de donde conozco el chake? Yo era gran admiradora de Margarito Tereré que decía todo el tiempo "chake, no me piiisen la cola!" te acordás :) y mirá donde me vengo a reencontrar con el chake!
Mi abuela tampoco usaba muchos químicos y su casa era una de las mas limpias que recuerdo.
Ahora si me voy a ver el link
besos

Abrujandra dijo...

Any:Hola, ah sí, él, sí me acuerdo, claro que sí.
Espero que te haya servido. A veces uno sucumbe a la publi del líquido mágico que te saca la grasa de una y tenés tiempo para irte a un spa.
Besos.

Abrujandra dijo...

Ah...abuela también nos purgaba una vez por mes.

Paula (Bera) dijo...

Hola, vengo a conocerte y saludarte!!!
Gracias por el chiste y la onda!!!
Sabés que tengo a mi abu, de casi 96 años, y ella también es de aplicar recetas caseras, tomar te de "yuyos", comer sano, etc.
Me la recordaste mucho!!!!
Me gustó mucho tu blog, y tu simpatía!!
Me vas a tener seguidito por acá!!
Besos y abrazos!!

el oso dijo...

Las abuelas eran así, sabían muchas cosas que hemos perdido por confiar en cormillotes y guillotes.
Chake era de Margarito, más vale, pero mi personaje adorado era la lechuza Pataca a la que me esforzaba en imitar.

Besotes

Abrujandra dijo...

Paula (Bera): Bienvenida, el trío se completó...era imposible no hacer el chiste, así se dejan de jorobar tanto con la mujer, el hombre....bla,bla,bla.
Ufa, yo creí que mi abuela iba a vivir así, casi centenaria como la tuya, escuchá a la abue que sabe por vieja che.
Cuando quieras, me alegra mucho que te haya gustado, sirvo para algo había sido jajajaja.

el oso: Hola, recuerdo la primera comida de souvenir mayor fue poroto y no le dieron gases y a los tres meses, en fin...es que la publicidad que hacen, evidentemente es efectiva. Hoy las revistas te enseñan, mirá si van a confiar en casi ocho décadas de práctica y error de una abuela, abuelo, tío, quien sea.
Margarito ídolo, te imagino lechuzeando ¿lo seguís intentando? pagaría por verte.
Besos.

Galo dijo...

esta bueno, nunca lo habia leido. Saludos...

Abrujandra dijo...

Galo: Bueno, me alegro que lo hayas "leído".
Hasta pronto.

Inmaculada (Adi) dijo...

Menudo carácter tu abuela, hubiera sido una gozada conocerla en persona.

Creo que fuiste afortunada por tenerla (yo no conocí a ninguna de las mías), la experiencia vale mucho y si va asociada al sentido común, todavía vale muchísimo más.

Abrazos.

Charlie dijo...

jajajajaja esta buenisimo jajajajaja

Abrujandra dijo...

Inmaculada (Adi): un honor tenerla por acá por primera vez. Efectivamente he sido afortunada por haberla tenido, ella era muy dulce aunque por momentos le saltaba algún tapón.
Cariños.

Charlie: bueno me alegra haberte arrancado esas carcajadas.
besos.