28/5/09

Sin título.

Cuando estoy sola en la casa, en vez de limpiar y ordenar, sólo quiero sentarme a leer y escribir.

Quiero quedarme en la cama a pensar mientras fumo.

Sólo quiero sentarme al lado de la cocina, hacer mate y escuchar música, de la que tenga ganas en el momento.

Cuando la casa vuelve a llenarse, sólo quiero limpiar y ordenar.

10 comentarios:

Milenius dijo...

Cuando la casa queda sola es como una vacación que llega, al menos por un rato.
Es muy linda esa soledad, y rara. Como de reencuentro, pero no hay otro. Será eso...

.:. chirusa .:. dijo...

capaz que porque una está más conectada con una?

Any dijo...

Por lo menos alguna vez tenés ganas de limpiar y ordenar ... yo nunca tengo ganas! =)
Buenísimo los sábados a la mañana tomarse unos matecitos con la música a todo lo que da !!!
besossss

bel! dijo...

Aaaa mi me pasa lo mismo!

Pero creo que se debe a que cuando no hay nadie estás tranquila, en cambio cuando hay gente, siempre te demandan algo, entonces se te torna imposible leer o escribir o concentrarte en lo que quieras!!


Abraxo!

PD: No quiere que salgamos a pasear este sábado o está complicada?

Matsuo dijo...

Hola Ale, tanto tiempo.
Entre enseñanzas y ese extrañísimo sánguche de mortadela con yerba quemada, me hiciste acordar lo difícil que es arrancar a veces. Por lo general ordeno y limpio cuando estoy estresado, es la regla.
Te mando un abrazo grande, y trataré de usar el internet más seguido.

el oso dijo...

JA! Cosas que pasan, cosas que nos pasan.
A veces nos necesitamos tanto a nosotros mismos.

Besos

Mafa-Elegancia Cero dijo...

Qué bien si así fuera en mi casa esto sería un desorden permanente.
Los hijos se disfrutan pero la paz y estar con uno mismo es momento sagrado.

Besos

Abrujandra dijo...

Milenius: sí...totalmente, pequeña, pero vacación al fin.
Muá.

chirusa: bienvenida por estos pagos, sí, me conecto conmigo misma, pero la cosa es cuando se me acumula todo y después no tengo tiempo para nada.
Ajjjjjj

Any: ganas, como ganasssss...no tanto, es resignación con alegría (si es que eso existe, yo lo siento).
Con música a todo lo que da en mi ipodh, si es que no me afanan los auriculares.
Besos.

bel: demandantes o rompecocos, pero es así, a veces me gusta, a veces no...qué se yo.
Mándeme sms que yo rompí mi cel y con él, los contactos, el número es el mismo, pero no sé a quién escribir.
MUá.

Matsuo: y, tanto tiempo porque te querés hacer el diseñador web y uno no se puede comunicar con vos, qué vivo.
Cuesta arrancar sí, tenés razón, pero eso de limpiar cuando uno está enojado es verdát...los placares ordenados responden a una buena calentura (de enojo, claro).
Besos.

el oso: necesitarse a uno mismo, mejor imposible...esa síntesis es la correcta.
Besos.

Mafa: cuando vivía sola, también era todo un desastre, limpio pero desordenado...los hijos, y sí, se disfrutan, pero cada vez menos a medida que crecen, qué se yo...será que me estoy poniendo anciana rápido.
Besos.

Netomancia dijo...

Qué interesante reflexión. Pero es lógico, cuando uno está solo, es cuando tiene la libertad de pensar a su antojo. Cuando hay otros, el ruido distrae. Y además, que mejor que hacerse el que uno labura cuando hay ojos ajenos, ja.
Saludos!

Abrujandra dijo...

Netomancia: bienvenido, ehhhh estemmmm, sí, me descubriste, me hago la que laburo, mientras andan dando vueltas.
¡Ja!
Saludos.