4/6/09

No soy una mal aprendida.


Cuando leí a Castaneda con su zaga (ficción o realidad, eso poco me importa) de sus andanzas como aprendiz de brujo, esa historia me produjo una grieta importante en medio del cerebro.
Por esa grieta parece que tengo ojos que ven otras cosas, a las que estuve ciega antes de...C (no Cristo). La lectura no es la misma en cierta etapa de nuestra vida, como cuando la leés de mayor, es otra cosa. Al menos los trece libros escritos a lo largo de ese aprendizaje, no me los sé de memoria, pero los habré leído unas cuatro veces, y siempre vuelvo a alguno, Una realidad aparte, El conocimiento silencioso creo que han sido los que más me marcaron.
Ya no son tan recurrentes mis horrorosas pesadillas, creo que porque empecé a verlas desde otro ángulo, ya hasta son como paseos en otro mundo, con colores y olores que no son de la realidad cotidiana.
Mmmm, ahora no sé si publicar esto o no, pasa que hace poco tiempo dejó de importarme lo que piensen los demás. Ya veré qué hago con esto.
Si decido publicarlo, saldrá así, crudo nomás.
Siempre me lamenté de no poder seguir estudiando, me refiero a alguna carrera de grado, tuve intentos varios con antropología, cuando vivía en Posadas, con Cs. Políticas y Psicología acá en Nqn., nunca fui más allá de la inscripción o el curso de ingreso, allá queda todo con excusas varias, no tengo tiempo, no quiero dejar tanto tiempo de estar con las souvenires, etc. claro, todas convincentes, pero no para mí, me miro al espejo y digo “mentirosa”. Pero siempre leí mucho. Una pequeñísima anécdota de cuando era chiquita me la contó mi mamá cuando vino para las fiestas el año pasado, me sorprendió porque ella casi nunca cuenta cosas nuestras de chicos. 
“Cuando te mandaba a ordenar tus juguetes, revistas y libros, tardabas siempre porque te quedabas mirando los dibujos, leyendo” raro porque no recuerdo eso, bah, eso exactamente. Aprendí a leer como casi todo el mundo, tipo seis años, no como mis hijas, ambas a la edad de cinco años leían perfectamente.
Un amor que tuve me dijo que no importaba el título, que el asunto de la lectura era para usarlo como herramientas de vida, que te deje algo, que te sirva, que no andaba con el cartelito de mina léida (sí, léida) y que eso era lo importante.
Bien, este es uno de los casos, mirá, en El conocimiento silencioso dice:

...-Se me hizo chistoso y quise reír, pero no me dio tiempo. En pocas palabras definió al acecho como el arte de usar la conducta de un modo original, con propósitos específicos. Dijo que la conducta normal, en el mundo cotidiano, es rutinaria. Cualquier conducta que rompe con la rutina causa un efecto desacostumbrado es el que buscan los brujos, porque es acumulativo. Y su acumulación es lo que hace de un brujo, un acechador.-...


Ey, ojo, no ando por ahí teniendo clarividencias mientras humeo cualquier pasto, fumo pasto conocido nomás.
Fijate lo que dice de la conducta desacostumbrada, si me ven que ando haciendo cualquiera, más de lo normal digo, es porque estoy acumulando para poder acecharte.

10 comentarios:

etaxys dijo...

Yo no leo hace años,por que entonces no puedo escribir,me parece que lo escrito es parecido a lo leído.
Los blogs son diferentes,es corto lo escrito,es personal,tus entradas de tus hijas.Esta entrada con olor a papel para liar y fumarnos tus palabras.Besos,tienes cara de amor.

oenlao dijo...

bruja ya sabia, acechante no.

Any dijo...

Pero Abru! Yo quise ser antropóloga y estudié 3 años de Ciencia Política y largué por la mitad, siempre con el proyecto de retomar pero nunca volví :(
Mirá casi, casi que fuimos colegas (en la intención al menos).
Antes leía todo el tiempo, ahora hace un par de años me volví vaga, me cuesta concentrarme, debe ser que la neurona péndulo ya no hace contacto. Ahora de perceptiva nada, cero, sería un fracaso como bruja, demasiado distraída.
Pero leer siempre ayuda, hay que acumular ideas, cuanto mas mejor para que no te pasen por arriba asi nomás.
Ohhh me colgué, sorry.
Besos Abrujilda

el oso dijo...

Acumule Abru, acumule. Ser una persona léida, ¿sirve para algo? además de nunca estar de más, me refiero.
Al menos, empecemos, genera una cierta angustia. Vamos bien así...
Con razón muchos se dedicaron a quemar libros.

Besos

Abrujandra dijo...

etaxys: qué curiosa es la mente ¿no?, me refiero a que si no leés, eso te anula la producción.
Gracias por tus palabras, besos.

oenlao: uno se entera cada cosa a cierta altura de la vida.
Besos.

Any: lo de colega me mató, ¿Cómo anda Licenciáa?
Claro que ayuda, bah, no sé en realidad si demasiaaado, pero me gusta.
Colgate las veces que quieras.
Besos.

el oso: eh, creo que estaba intentando refererirme a las personas que tienen flores de bibliotecas con libros en el envase original y que andan pregonando, que sólo se saben algunos nombres de autores, algunas reseñas y creen que son relocos.
A mí me sirvió, y bastante, eso es lo que creo, capaz no y digo que sí...ay, no sé.
Antes los quemaban, ahora los esconden y los hacen carísimos, inalcanzables, en fin...por aquello del pueblo con cultura es difícil de gobernar, monarquizar, dictar o, algo así.
Besos.

zorgin dijo...

conocí a un buen señor que le decían "sobaco ilustrado", el libro lo llevaba siempre ahí, cada tanto cambiaba, pero de ahí a leerlo, anyway, uno puede leer mucho sobre una cosa y ser un especialista en una cosa, o leer de muchas cosas y ser especialista en otra.
so, la contracara de la hojita de hoy del calendario decía una pavada, pero la leí, que es lo importante.

Abrujandra dijo...

zorgin: ¡Sobaco ilustrado! Mire ud. las cosas que me hizo acordar.
Sí claro, saber de todo un poco, pero a mí no me queda en la memoria.
Un tipito una vez me dijo...hay que leer aunque sea la etiqueta de los detergentes, de ahí empezó otra obsesión mía cuando ví que en unos sachet de mayonesa indicaban cómo cortar por las esquinas.
Besos.

senses or nonsenses dijo...

yo me quedé en el don juan de castaneda, pero desde entonces busco mi chamán.
mientras tanto... creo que tb acecho un poquito.
y todavía no fumé nada...

un abrazo.

Valdomicer dijo...

Supongo que estás refiriéndote a Carlos Castañeda. Creo que por esas latitudes es muy célebre, aunque por aquí un perfecto desconocido.
Era un chamán o brujo, o algo así. ¿No?. Perdón si ando equivocado.

Abrujandra dijo...

senses or nonsenses: la primera me atrapó, luego que el libro estuviera rondándome unos tres años aprox., creo que todo tiene una hora.
Tu chamán estará a la vuelta de esa esquina. Fumar o no fumar, no hace a la cuestión real.
Besos.

Vladomicer: sí, a ese me refiero, a sido célebre, aunque no fue tan conocido en el sur de América, de donde, supuestamente es él. Un brujo, sí.
No pidas perdón, está todo bien, esto es un caos dijera la amiga Cris, fiel reflejo de la autora.
Saludos.