24/6/09

Sudor

Corrí con mi hermano Pablo por nuestras vidas, en un barranco nos escondimos, nos seguía gente que estaba disfrazada de verde militar con la cara tapada de negro y unos métodos poco alegres para tratar a quienes no iban vestidos igual.

Enterrarlos con la cabeza fuera, después de apalearlos...claro, luego decapitarlos.

Veíamos las luces de las linternas y algunos en moto, creo que amanecía o caía la tarde, no puedo precisar, pero el día tenía ese color.

Mi hermano me dice que si nos quedamos en silencio, él "tiene un arma y los puede bajar" (sic). De repente desaparece él y aparezco sola en una casa con un gran jardín, es la casa del cabecilla de esa gente, Cristina Fernández de Kirchner está cenando con él para arreglar que deje de mandar a matar gente, entro como si nada y ella me presenta como su encargada de prensa. La miro y ella me guiña un ojo cómplice, digo a todo que sí, morfamos y nos vamos.

Pido que me bajen en mi casa. Está un hombre que, dice ser mi marido, haciendo dormir a mi hija menor, me dice que me fije en el muchacho que está haciendo arreglos en nuestra casa haya terminado bien su labor.

El muchacho resulta estar más bueno que comer pollo con las manos y me alza upa, empieza a darme vueltas, hace calor, su camisa se desprende sola, nos besamos sin querer, el hombre que dice ser mi marido también despierta, no llega a descubrirme pero...

Fijate la hora que es, apenas me desperté vine a contarte, ahora voy a ver si logro soñar cómo algo más y te cuento.

Todavía me dura late fuerte el corazón de la confusión por mi cargo nacional, el cagaso y la calentura.

4 comentarios:

VERÓNICA MARSÁ dijo...

Saludos desde Castellón, entro sin permiso pero llamando. Los sueños son algo raros algunas veces... Yo me acuerdo siempre de lo soñado y con todos los detalles, recuerdo sueños de hace más de 20 años!!!
Bueno, con tu permiso te añado para seguirte. Un beso desde la orilla del mar Mediterráneo con mucho calor!

Abrujandra dijo...

Hola Verónica, bienvenida, sí...yo les presto demasiada atención, a veces no sé cuándo estoy soñando, cuál es la realidad, si cuando los ojos se cierran o cuando están abiertos.
Gracias por pasar.

unServidor dijo...

Y yo, que soñé que iba a hacer unos arreglos a una casa donde el dueño hacía dormir a una nena, y en eso llega su esposa para ver cómo hago el trabajo...
;P

Abrujandra dijo...

unServidor: ¿qué pasó? ¿qué pasó?
Cuente...dele.