28/8/09

No se me ocurre el nombre del título...

...o bien podría tratarse de algo así como:

Haz lo que digo, pero no lo que hago o la paradoja de *“Si soy tan inteligente, ¿por qué me enamoro como una idiota?”(*de Gabriela Acher, el librejo que te revolcás de risa)

La culpa la tiene Cirita por haberme recomendado un libro que estoy leyendo en estos días y se llama Mujeres que corren con lobos y que lo podés descargar de acá .
Siempre que las mujeres nos encontramos inmersas en dudas existenciales como…¿qué hago ahora?, después de una ruptura sentimental, haya sido con convivencia o no. También cuando se llevan años de pareja, cuando tenemos problemas laborales, con los hijos, sus amigos, sus estudios, la cocina, la ropa (comprarla, lavarla, plancharla), la limpieza de los pisos, el jardín, nuestras madres, abuelas, vecinos, amantes, dietas, médicos, las primeras líneas de expresión (decir arrugas es bien feo).
Me refiero a las que estamos dentro de los márgenes que van de los 35 a los 50 años y que nos toca vivir en esta época de mujer sola a cargo de los críos.
La mayoría de nosotras estamos solas, en el sentido “bueno” de la palabra, a cargo de una casa con críos dentro, de diversas edades a quienes hay que limpiarle los mocos, llevarlos al médico, darles de comer, entretenerlos, educarlos, hacer que nos quieran más que al padre ausente, el que se fue y no se hizo cargo y el pibe sueña con conocer, el que dice que “ya” viene y no aparece mientras el crío está esperando en la ventana enjugándose el llanto, no se te ocurra decir nada porque te putea.
Ser buenas hijas con nuestras madres post-menopáusicas o viejas del todo reclamando.
Pergeñar algún tipo de asesinato para los vecinos que se quejan de que los chicos le rompieron el vidrio del ventanal con la pelota o que, se subieron al techo y no lo dejaron dormir la siesta (también se puede pergeñar el asesinato para los hijos y se matan dos pájaros de un tiro). A ver qué es lo que tiene que decir la maestra del desempeño de los chicos en la escuela “Necesitan más de ud.” sí…pero ¡¿CÓMO?! Si además no estoy mencionando el tema laboral que tenemos que cuidar muchísimo porque de lo contrario, no comemos y nuestros hijos tampoco, si no comemos, nos morimos, no creas que no se piensa en eso también. Los compañeros de laburo, correr con los horarios entre la escuela, la entrada y salida, correr para buscarlos, pero justo entró una llamada, hay que atenderla ¿o no?, el jefe…que por lo gral. Jamás son fáciles de llevarlos, hacer chicle el sueldo que, jamás alcanza.
Ah, me olvidaba de lo más importante…nuestra imagen, no se te va a ocurrir estar gorda, con pelos en las piernas, sin maquillaje, con un chignon (para esconder la maraña porque no pudiste hacerte un baño de crema) o sin sonreír…acá si estamos jodidas, este es el punto más importante:
FLACA, DEPILADA Y DIVINA.
Tampoco se te vaya a ocurrir decir que te duele la cabeza o que hace calor o que estás cansada porque se te arma, ¿enfermarte? Es un lujo hoy en día, eso sí que ni pensarlo.
Bien, hasta acá no se me ocurren más generalidades padecidas por quienes están en esta situación…nos juntamos con nuestras amigas que, están en la misma condición, o no…está siempre la desubicada que está casada hace años y que se lleva bien, que los hijos son una maravilla y se hacen la cama, se planchan la ropa y hacen las compras, esa que tiene el marido que la sorprendió con un ramo de flores enviado a la casa a primera hora de la mañana con una tarjeta gigante que decía TE AMO, porque ella se pasó la noche llorando pensando que, dadas las características de su última menstruación, tiene la sospecha de que será la última. Esa desubicada que cada día de la madre o cumpleaños la atienden como a una reina, tan, pero tan desubicada es que, cuando una se lamenta de su suerte respecto a la falta de tiempo para dejar la casa decente, sin que parezca un chiquero…ella te sopapea con un…”Ah, el gordo me puso una señora que limpia”. Tan desubicada es que cuando una se lamenta de cuándo podremos irnos un fin de semana a 20 kms. aunque sea, ya sabemos (por que cada vez que hay un feriado largo, la llamamos para saber qué hace) que el “gordo” la sorprende con una escapada a cualquier lugar de la ciudad en una carpita los dos solitos.
Las miradas cómplices se cruzan, las de las que no tienen esa ¿suerte? En vez de sentirnos bien de compartir un rato entre amigas y charlar, la presencia de ella nos evidencia nuestra realidad, la queremos, pero ojalá no venga la próxima. Las demás empiezan una especie de minicírculo de…”viste que esto no lo podemos hablar delante de “fulanita”…” (la desubicada) nos damos consejos, un vaya que son consejos salidos propiamente de un libro de psicología…
Ah no, me puedo estar muriendo pero a este no lo llamo más después del plantón que me comí…
Ah no, si el tipo con el que estoy no es capaz de atenderme cuando me duele algo, le doy una patada en el culo…
Y así, podría seguir hasta infinito punto rojo.
Lo cierto es que, no somos capaces en la realidad de hacerlo, me refiero al…”si me mete los cuernos, lo castro”…no sólo conservarían su órgano débil, sino que he conocido a muchas que han perdonado una infidelidad.
Mis grandes preguntas son:
-¿Qué mecanismo maquiavélico tenemos las mujeres de este rango de edades, en esta época, en este tiempo, que nos hace hacer cosas que, con la cabeza fresca, con la razón en su lugar…no se debería hacer?
-¿Autocastigo por ser mujer?
-¿Miedo a la soledad?
-¿La eterna espera del príncipe azul?
-¿Será que somos nomás sumisas por naturaleza?He conocido feministas de armas tomar que, el hombre que llega a su vida se ve colmado de atenciones aunque ella esté reventada al final del día. También de las que vuelven a buscarlos después de que los echan de la casa…y así.
Obviamente en mi caso he pasado por casi todas las etapas, he tenido múltiples y variados romances: románticos, pasionales, suicidas, tranquilos, raros, inseguros, otros plagados de incertidumbre y en todos los casos ha sido distinto, a algunos los recuerdo con cariño, a otros mejor no…yo misma me he visto envuelta en amores desgarradores, en esperas interminables, en silencios y en vez de dar vuelta…he seguido esperando.
El tema da para mucho, pero tenía que decirlo…lo tenía atragantado. He dicho.
Ahora, me siento mejor…es que estaba sentada medio torcida.

21 comentarios:

zorgin dijo...

ahhh!!!, no hay nada como una buena catarsis...

Valdomicer dijo...

¡Qué complicadas sois las mujeres!
Lleváis vuestro peor enemigo envuelto en la propia piel.
Mírate al espejo, seguro que estás magnífica.

Thiago dijo...

jolin, cari... lo siento. la verda des que es duro, leer eso asi. Supongo que un hombre separado con hijos a su cargo y mileurista tb. tiene que ser duro... Pero lamentablemente la sociedad castiga a las mujeres y les exige mas y le perdona menos los fallos en el ambiente familiar... A una mujer parece que se le pide que tenga la casa bie, los hijos arreglados... cosas que a un hombre no.

Bezos y comprension, cari, no tengo otra cosa

cirita dijo...

Amiga querida!! me encanta ser la culpable de este texto maravilloso!
Tiene de todo, no le falta nada.
Como soy una culpable satisfecha de semejante detonación, le voy a poner tres extractos de ese libro que me fascinan:

La verdadera relación la crean las muertes necesarias y los sorprendentes nacimientos.

La muerte siempre está incubando nueva vida aunque nuestra existencia haya quedado reducida a los huesos.

Un mundo sin alma fomenta la rápida y desesperada busca del filamento capaz de arder perennemente y a partir de ahora. Sin embargo el milagro que estamos buscando exige tiempo: tiempo para buscarlo y tiempo para traerlo a la vida.

O sea, las mujeres entendemos ese ciclo de la vida- muerte- vida muchisimo más que los hombres, además porque anatómicamente sabemos bien de que se trata. Somos temerarias frente al derrumbe sentimental ( los hombres no)y unas Heidies para volver a pisar la misma piedra, pero creo que es porque sabemos que somos seres rescilientes. A mi particularmente la multiplicidad de mis capacidades me fascina.

Y además porque creo como lo puse en la entrada que llamé ¿Fragilidad?, que "las mujeres andan por los caminos como hormigas laboriosas, guiadas por el puro placer de estar en el mundo, sabedoras de su obra faraónica y callada." Eso nos da una fuerza monumental, aunque haya que morir un poco o bastante para el siguiente nacimiento.

Besotes amiga, y muchas gracias por el honor que me ha dado de mencionarme especialmente en su divino blog.

Abrujandra dijo...

zorgin: Ciertamente.

Valdomicer: Ay, decís cada cosa, me sonrojás. Una vez un hombre como vos, así todo amoroso, me dijo "¿Estás gorda?comprate un talle más y divertite."

Thiago: Mmmm sí, no quería entrar en el terreno de los hombres esto y las mujeres lo otro, es nomás que en verdad hay mucho rollo en esto, es sólo un pantallazo que para desenrollarlo estaríamos largamente comentando.

Cirita: ¿Divino blog? bueno, acepto, ud. se lo merece...gran remadora Cirita.

Besos y abrazos a todos.

cirita dijo...

No te quepa duda!!! Algún día escucharás mi historia completa ( eso lo vamos a hacer en Neuquen y yo llevo el chupi, ud pone el morfi) y vas a ver que la vengo remando desde la más tierna adolescencia. Pero soy una optimista, una Heidi, una Bambi y otras porquerías Waltdinescas, por lo cual, como decía Fridita:Viva la vida!!!!
besos amiga, mañana empiezo el recetario, se va a chupar hasta los dedos de los pies y las souvenires también!

alejandrosinfoto45 dijo...

He tenido la suerte de ser el que ha llevado y lleva a nuestros hijos desde el maternal,al jardin y a la escuela.....y he sufrido en cada despedida,cada mañana un dolor en el estomago al ver cerrarse la puerta con ellos del otro lado...(he sufrido y sigo sufriendo como una madrepadre...terapia de por medio).Vivir esta y otras rutinas diarias hogareñas me hace valorar muchisimo lo que escribiste.
Respuestas no tengo a tus interrogantes, tal vez... "tratar" de criar hijos más sensibles y responsables e hijas más exigentes.
Un abrazo.

Abrujandra dijo...

alejandrosinfoto45: Ay pero qué aparato..."sufriendo como una madrepadre"...le digo que sí, como ud. hay muchos, menos mal. Medio con lupa, pero hay.
La respuesta es cierta, si se sigue criando y atendiendo con la tesitura de servilismo femenino seguiremos en la rueda de nunca acabar.
Es complejo y largo el asunto.
Gracias por pasar.
Besos y muchos cariños a tu hermosísima familia.

Cris dijo...

Aunque no llegue a los 30, me incluyo en ese grupo: pequeño monstruo hiperactivo, mamá histércia, trabajo basura, depilada siempre.. :P Pero de parejas mejor no hablar...

Después de un serio proceso de meditación, llego a la conclusión de que una pareja formal estorba más que otra cosa.

Besitos de no puedo descargarme el libro...

Milenius dijo...

Abruja: qué decir que no esté dicho ya. Pero bueno, las "desubicadas" (me hago cargo, me hago cargo, sí) en algún sentido también aparece(¿mos?) ubicadas en otros. O sea: te mandaron un ramo de flores, ok. Precioso. Pero cuando "bajás" de esa sensación infinitamente placentera y seductora, te seguís encontrando sola para dos millones de cosas más. Ojo, las flores, o que los padres se ocupen de sus hijos, o lo que sea que nos convierta en "desubicadas" aunque sea por un rato, son actitudes siempre bienvenidas. El tema es que, al menos las más importantes, se conviertan en costumbre. Para eso, lo mejor es (un poco lo que dice Alejandro) criar varones y mujeres más sensibles, y yo agrego: que sepan ocupar su lugar y respetar el del otro.
Yo no creo demasiado en el feminismo. No, al menos, hasta que no pueda convertirse en algo más práctico para todas las mujeres (las que tienen o no tienen dinero, posibilidades, educación, etc.). Si no hay verdadera educación para que cambiemos, las propuestas se quedan sólo en las palabras.
Por eso, creo que lo mejor es que una haga cosas en este sentido. Lo primero es darnos cuenta del momento en que sentimos algún tipo de abuso; luego está saber si lo queremos o no (y por qué); hablarlo y establecer ciertas "normas" de trato, y luego respetar lo que hayamos conseguido, para poder ir por más.

Besos desubicados.

Abrujandra dijo...

Ahí arreglé el enlace, había puesto desde el que bajé que parece se murió. Lo subí yo mismita hace un ratito,espero que funcione, sino me lo piden y se los envío por privado.

Abrujandra dijo...

Cris: Ay, con casi treinta te pasa...estamos sonadas jajaja, creo que lo que dice alejandrosinfoto45 sumado a lo de Mile del respeto hacia los demás, pueden llegar a hacer la diferencia.

Besos.

Milenius: Tenés razón, me ha pasado en varias ocasiones ser "la desubicada" del grupo, es como rotación...es real, es ficción...nunca se sabe con estas cosas.
Es que la culpa la tiene Cirita jajaja, pobre...ella quiso hacerme un bien y yo exploté.
Te quiero mucho, mucho.
Ale.

oenlao dijo...

No hay respuestas pero segui buscando. Se dice que las mujeres cuentan sus problemas no para que les den soluciones sino para descargar.

Abrujandra dijo...

Mile:
Eso...eso, recuerdo a una amiga que tiene un marido de esos "con lupa" y todos la felicitaban por el marido que tenía y ella se enojaba, con justa razón, y a él nadie lo felicita por mí decía. Debería ser costumbre, no una cosa rara.
¿Viste que voy pensando de a poco y poniendo acá en los comentarios? Jajaja.
Nunca se sabe si lo que uno lee, escucha o cuenta puede detonarte.
Gracias chuchi que vos corrés con ventaja.

Milenius dijo...

Es real lo de la rotación.

Y también eso: ¿a él lo felicitan por la mina que tiene al lado?

Todo lo cual me hace llegar a una conclusión: las minas somos más geniales de lo que parecemos a simple vista. Lo que quieren algunos es que no nos demos cuenta.

Será cuestión de abrir grandes los ojos.

Abrazotes.

Abrujandra dijo...

Mile: ¿alejandrosinfoto45 no tendrá hermanos, primos, tíos? jajaja.

Abrujandra dijo...

oenalo: se dicen tantas cosas, lo cierto es que ahora al menos, algunas podemos descargarnos...y hasta exigir que nos traten como seres humanos, que devuelvan algo de lo mucho que se brinda (hay casos y casos, sólo generalizo). Al menos que las cosas estén claras, lo dijo zorgin...buena manera de hacer catarsis, pero sé que alguno se quedará reflexionando e irá a comprar un bombón aunque sea.
Besos enormes desde la galaxia viajera hasta V.Gessell

Valdomicer dijo...

Lamento contradecirte, yo jamás hubiese dicho semejante grosería.

Abrujandra dijo...

Valdomicer: Pasa que ud. es todo un caballero, cuando lo hicieron...rompieron el molde.

el oso dijo...

Muchas feministas de armas tomar pasaron a las filas de armas comer y a otra cosa.
Vale la recíproca para los tipitos.
Besos

Abrujandra dijo...

cirita: Soy una bólida, omití contestar tu comentario, pero qué malaprendida soy.
De cocinar...a mi juego me llamaron, de chupi...también y de contar historias...ajjj, no veo la hora que venga mire.
Para el próximo finde pondré manos a la obra con los dulces.
Besos.

el oso: Cuántas habrán sucumbido, y cuántos...es verdad, desconfío mucho de quienes viven de acuerdo a cualquier cosas menos a sus convicciones, aunque el tema de la no coherencia es humano y lo escribió de manera inmejorable Cris acá http://cris-emblogada.blogspot.com/2009/07/gazapos.html...recomendadísimo.
Besos oso.