6/11/10

El día de hoy

estuvo más raro que huevo de yegua, temprano...a según la hora me voy para una parada de colectivo o para otra, un poco de recuerdos musicales en las orejas y reprimiendo las ganas de fumar que me atacan más por las mañanas.
Me olvidé que tenía turno de siesta con mi médico clínico, control de sangre y pis, todo bien...charlita...me dice si tengo idea del por qué de mi comportamiento compulsivo respecto a la comida, al cigarrillo, al alcohol y le suelto flor de perorata durante media hora masomeno, mientras se agarra la cabeza, se ríe a carcajadas, suelta un par de lágrimas y me dice "sos una mujer lúcida"...ÑANDEYARA pienso para mis adentros, este tipo sí que no me conoce. Se refería a que en realidad debo atender mis pensamientos porque sola no puedo, que voy a poder pero que me va a llevar tiempo...o sea que, terapia, allá voy. Ayer hablaba por culéfano con mi padre y le contaba que el control ginecológico fue bien y que me faltaba lo del hígado, me preguntó que si me había hecho ver la cabeza y le dije que si estaba loco, ahí sí que me internan.
Mi gran compañera de vida, S. Mayor tuvo que salir corriendo a llevarme la orden médica (que había olvidado), buscar a su hermana de la escuela y volver a cocinar...las hojas de estudio están esparcidas por toda la enquilombada casa en la que vivimos.
Fui hasta la obra social de mi jefe a pagarla y no había plata (ida al pedo), fui a buscar la nueva tarjeta de débito de mi gran cuenta bancaria y tuve éxito, nada de cola, buen humor general a pesar de la ventolera con tierra común en estos días.
Compré algo de comer en el súper, fui al laburo a comer mientras interneteaba...se hizo la hora del médico, aproveché para sacar turno con una dermatóloga por unos lunares que crecen sin permiso...el único que me preocupa es el intertetal, ese que antes era sexy y ahora es una cosa amorfa, pequeña pero amorfa que sólo le faltan pelos para calificar de "rara" la visión general de mis tetas al desnudo, suficiente para que digan ¿y eso? con cara de asco.
Taxi hasta casa, era tarde y tenía ganas de tirarme un rato en la cama aunque fueran quince minutos.
Vuelta a la parada de colectivos, música brasilera en las orejas esta vez, el cole estaba hasta el moño de gente, no importa...llegué temprano, hice mate...revisé pendientes, dejé todo en cero, hice llamados, atendí un par de clientes, charlé con Ítalo (el vecino aparato) me contó del viaje de Ale, la señora a ver a Paul Mc Cartney y que ella estaba feliz y que él estaba feliz de poder regalarle eso y que...qué lindo pienso yo.
Revisé mi celular por enésima vez releyendo el mensaje de H. donde me desea un buen día y me manda besos.
Cerré tarde, vuelta a la parada de colectivos y éste es el viaje que disfruto más porque puedo ir sentada leyendo, ahora estoy con Relatos de lo inesperado de Roald Dahl, nada del otro mundo pero entretiene barato.
A esta hora me laten las patas, llego, S. Menor me cuenta su día, le regaló chocolates a su seño porque se partió la cabeza y le hicieron puntos, me cuenta qué comió y a qué jugó en casa de su padre, me cuenta que un nene de primer grado, rubio y con los pelos parados con gel la chistó y le hizo cara de galán.
"Má, qué se hace el lindo si encima es más chico que yo" 
Un día raro.

12 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Es la vida.

A mì me saliò una verruga en la nariz. Tengo que hecerme ver, tambièn.

Es la vida, o es la edad.

digo.

Un abrazo.

Abrujandra dijo...

Ay GAUCHAZO es la vida y la edad...me olvidè de las verrugas, tengo tambièn, chiquitas pero tengo.

AntWaters dijo...

Ohhhh, yo también pienso que si voy a un loquero, me internan jajajaja; mancantado tu escrito :), de lo vivido. Mola, esa conversación con el médico que te llama "lúcida". Bueno, yo te veo bien, muy sensata y alocada jajaa. Me alegro que todo esté bien; y sobre la cabeza, bahhh, parece que se puede vivir sin tenerla del todo bien; mas que nada porque mira quien dice que la tiene bien y...

Besos fans de ti :)

Alex dijo...

A veces tenemos la sensación de que el día...nada, pero después lo relatás, como vos ahora, y de nada, nada!

Epístola Gutierrez dijo...

Me gusta tu modo de relatar, tu humor para ver la vida, que hace que tantas cosas suenen más aliviadas 8aunque no debe haber sido así)
Todos tenemos nuestras ñañas, lo bueno es que te cuidás, te ocupás de vos.
Seguramente la terapia te hará bien, seguramente vas a cambiar todo lo que te propongas. No dejarás de ser una loca linda por nada del mundo, y todo marchará perfectamente.
No sé si habrá sido más raro que huevo de yegua, pero esa frase me mató, todavía me estoy riendo.
Te dejo un beso, que estés muy bien.

Milenius dijo...

ay, Abru, Abru: los psicólogos no matan, más bien, tienen que tener cuidado de una. Te cuento que yo empecé, y ahí voy, remando con mis dislates mentales al punto de que la señora, tan circunspecta ella, tan apaisada, ayer me dijo "te voy a tutear" y algunas otras cosas más que ya voy a contar en algún post y que me resultaron muy cómicas, viniendo de alguien, para mi gusto, un poquito acartonada.
Pobre mujer, yo creo que la despeiné.

En fin, te mando besos y me alegro de "tusanálisis".

Thiago dijo...

jaja cari..... por dios, que descriptivo el momento ese de la vida en que el lunar sexy intertetal pasa a ser una berruga peluda cuasi repugnante, jajaja

bueno, ya has cumplido en Cagarrutiblog pero que conste que puedes seguir de vez en cuando, eh... jaja


Bezos

Abrujandra dijo...

ANT: Lo que me faltaba, que justo vos me digas "sensata" a mí...jajajajaaaaaaaa el muerto se asusta del degollado como dice el dicho. "Alocada" es un piropo para mí.
Yo soy fan tuya y te mando millones de besos.

Abrujandra dijo...

ALEXITA: Te leo, te releo y no te entiendo, te juro que intento...a ver si me sale algo masomeno coherente.
Tipo nááá

Besototes chuchi.

Abrujandra dijo...

EPI: Mil gracias, gracias...no siempre mi cara es de juguetería, a veces está de ferretería también je.
Me ocupo de mí en la medida de que en el fondo, le tengo cierto aprecio a mi pellejo pero más aprecio le tengo a estas dos cosas que me dicen "madre", sí...me dicen "madre". Como que siento que si me enfermara grosso o me muriera, sería muy feíto para ellas...si me enfermo o me muero, antes de que la pequeña sea grande...que no sea por voluntad propia.
El "raro como huevo de yegua" es de mi padre (tengo que nombrar la fuente siempre) es graciosa la frase sí, la analogía también...pobre yegua, o pobre huevo.

Abrujandra dijo...

MILE: Increíble, una acartonada para vos, justo vos que hacés hablar a una estatua nena.
Ya las veo a las dos, en un par de meses más...borrachísimas durmiendo sobre las piedras.
Besos.

Abrujandra dijo...

THIAGUÍN: Obvio que andaré por ahí más seguido, ya conseguiste tomarle el peso de que enserio no le tengo miedo al ridículo al menos, no a ese ridículo que, como norma, nos imponen...yo soy reina en cualquier cagadero JODERRRRRRRR