15/4/12

Juramentos

Jura cada tanto tiempo comenzar una vida mejor.
Más cuando llega la noche con sus propios consejos, con sus compromisos, y con sus promesas; más cuando llega la noche con su propia fuerza del cuerpo que necesita y pide, hacia el mismo placer fatal, perdido, va de nuevo.
Jura-Constantino Kavafis

Una promesa sin cumplir, una llamada que no llega, una ansiedad sorda que no se aplaca con clonazepan ni con alcohol, una incertidumbre que no aclaran las cartas del tarot o señales de un aliado cósmico.
Un rastrillo afilado pasa dentro del pecho incesante, la respiración se vuelve dificultosa y empieza el temblor, estertores que tienen fin al poco rato.
Una excusa para solamente, verlo.
Los interminables minutos de toda la noche. 
Las lágrimas calientes que perforan la mirada y los ojos hinchados que se disimulan poco con maquillaje.
El tiempo que, sin definición cierta, pasa y la sensación de pérdida es contínua como un botón que nunca será apretado para que la película siga.
Atrapada en un pozo caliente que me quema hasta los huesos.
La certeza final de que todo, absolutamente todo fue, es y será en vano. 
El juramento nocturno de dejarlo todo atrás, de hacer el duelo definitivo pero ¿cómo hacer un duelo que viene siendo duelo desde hace años?
Amanece y vuelve la rueda a andar.
 

4 comentarios:

AntWaters dijo...

Pues a mí me parece que no pasa nada por volverlo a intentar, por si tal vez esta vez sí :)

Yo te dejo una canción; que habla seguramente de lo mismo "que estaría bien..." :___ )

Besos

Abrujandra dijo...

Ay amigo querido ¿cuántas veces más?

cirita dijo...

Abru... déjese de joder! parece quinceañera con la regla, caramba!. A usted no le enseñaron que a su edad hay que ir anestesiando músculos y necrosando neuronas?????.
No sufra.
Besos

Abrujandra dijo...

Bueno, no sufro...listo, hubiese que tener un botoncito para ponerle stop a los sentimientos chotos.