27/12/12

Algunos cambios


"Ya despiértate nena, sube al rayo al fin
Ya despiértate rayo, sube a la nena
Y así verás lo bueno y dulce que es amar"
Despiértate nena - Luis Alberto Spinetta

Mi entorno sospecha de que ando con ganas de hacer cambios, lo notan porque los estoy haciendo...cerré la cuenta de féisbuc, la de tuíter, volví al blog (por melancolía) y el laburo me hastía cada vez más, quizás haya cumplido un ciclo pero, necesito trabajar.
Hay movidas respecto a las relaciones amistosas que cambiaron, no tengo ganas de bancarme boludeces, no tengo ganas de más quejas al pedo, no tengo energía para soportar nada que me haga perder tiempo ¿intolerante? quizás.
No recuerdo bien, pero calculo que hace unos seis meses empecé a hacer terapia, no sé qué tan bien me esté yendo dado que hice todo mal, tengo un terapeuta pintón, sin compromisos serios, tranquilo, con sentido del humor y no hice la transferencia erótica. No falto por nada del mundo, asisto puntual, llevo caramelos de chochomaní, y si hace calor, agua tónica para los dos, me cuenta sus problemas sentimentales, le aconsejo y hablamos de mí.
Ahora hierve una sopa con fideos munición para S. Menor, mi madre está recostada escuchando música y yo, con los pies latiendo, debo ir a bañarme.
Hoy recibí un regalo de navidad de quien menos esperé, uno de mis compañeros de laburo se apareció con un paquete grande, un hermoso juego de sábanas con un cubrecamas originario de la India, precioso todo, acabo de ponerlo y me río de mí, de cómo a veces llega lo inesperado.
Los dos perros del patio ladran por cualquier cosa, el viento amainó, los recuerdos de mi abuela muerta afloran por cualquier cosa, la sueño poco pero la sueño, enojada conmigo, en vida nunca estuvo así, jamás siquiera me retó.
¿Alguien se dió cuenta de que la hipocresía reinante en la sociedad se traslada a las redes sociales? sí, claro que sí, claro que se dieron cuenta, bueno eso...tampoco me lo bancaba más, por esa razón lo cerré, ya hay suficiente en la realidad como para fumármela en la virtualidad.

2 comentarios:

chiru sálida dijo...

cambios para nada menores...
ahora, eso que el terapeuta te cuente sus cosas... (yo le diría que es "tu" espacio, que si quiere le das un turno para otro día y otro lugar ;)

Abrujandra dijo...

Hola Chiru, es raro todo porque no me incomoda que sea así, supongo que no tengo otra manera de relacionarme a semejante nivel si no es por medio de la confianza.
Esta semana falté porque vengo filtradísima de laburar.
Besotes.