16/8/10

Palabras que sobran, palabras que faltan

La importancia de las mismas es la medida exacta del pensamiento que está en ronda, aquél que te hace pensar en una persona querida y lo que debe estar haciendo en este momento exacto.
Puse un pedazo de carne al horno bien condimentado, hago esto siempre que no tengo demasiadas ganas de cocinar.
Allá lejos debe estar Ñandeyara en medio de sus ollas, aderezos y espátulas conjurando alguna exquisitez mientras la Curupisa trama, hila, cose, teje y tal vez esté sonando algo de música para ellos mientras Curupezno juega o mira dibujitos.
No sé aún a qué olerá la casa dulazno pero casi segura estoy que a flores, cultivadas por ambos, dentro de la casa...las personas queridas huelen a amor.
A veces rezo como para comprobar qué pasa y resulta que alguien más reza por mí, no me parece que pueda existir un acto de amor y bondad más grande que ese.

7 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Todos rezamos por aquellos que nos interesan.

Yo rezo por Menem, pero para que la chilena lo cuernee otra vez. Està mal?

Un abrazo.

Anónimo dijo...

El Gaucho Santillán Ud. me cae cada vez mejor.
Lo abrazo también qué tanto.

Abrujandra dijo...

El Gaucho Santillán Ud. me cae cada vez mejor.
Lo abrazo también qué tanto.

el oso dijo...

¿Por qué no rezar? Como si eso degradara...

Abrujandra dijo...

el oso Nunca sentí el poder de la oración propiamente dicho, o bicho...tal y como lo siento, el saber que alguien reza u ora por mí me resulta de un amor inconmensurable. No creo que degrade.
Besosos de oso para el oso.z

AntWaters dijo...

El olor, como el amor, yo creo que está en la mirada de quien mira.

Paseaba por la Laguna con mi tío y vi a un yonqui. Yo vi a un yonqui, mi tío veía al chico que había sido; dijo algo así como "aún tiene esa mirada de buena gente"; seguramente dijo algo más bonito que eso porque me quedó claro que sí, pero porque él lo miraba, y sabía, y yo decidía creerlo.

Es curioso eso de que pienses en alguien y de pronto te llame :); misterios...

Lo que yo no creo que exista nada, nada que escuche, nada que pueda... nu sé, pero creo que no me gusta este descreimiento, pero a vé qué se le puede hacer; o crees o no crees, la cosa es sencilla.

Besos

Abrujandra dijo...

ANTWA: Es rarísimo eso teniendo en cuenta el tiempo que hace que el ser humano busca explicar de mil maneras las cosas que son misteriosas. Es verdad que a veces rezo para ver qué pasa.
Es verdad que la mayor parte del tiempo no creo en ná.
La historia de tu tío y la manera en que veía las cosas me conmovió.
Casualidades, destino, premio y castigo, será parte de un todo al final quizás.
Ojalá pueda darme cuenta a tiempo.
Besos.